Espejo, el camino

Mientras ella blandía el papel con sus manos, Joel se tiro en la cama como cualquier persona habría hecho en su lugar, estaba destrozado, toda la noche anterior, la mañana en el portal y por si fuera poco esa mujer dando vueltas por su casa. Estaba buscando algo y no podía adivinar qué demonios era.

– No puedo creer que no tengas ni un solo espejo en tu casa.
-¿ Qué?  ¿Para qué quieres un maldito espejo ?.
– El espejo es uno de los caminos para saber que dice la nota.
– ¿Uno? Esa nota no hay manera de entenderla.
– Mira Joel, no tienes ni idea de lo que tienes en tu mano, esta nota explica algo de la foto. En mi familia nos enseñaron a leer estas señales, aunque en realidad todo eran notas ficticias, niguna era real como ésta, sé que se puede descifrar pero necesito un espejo.

Joel estiró la mano a su mesita de noche, abrió un cajon que por poco se desploma contra el suelo, metió la mano en el mismo, revolvió todo lo que había y cuando sintió una lámina fina, supo que había dado con el maldito espejo.

– Toma el puñetero espejo y déjame de una puta vez – exclamó entre cansado y colérico.
– Esto que hay en el espejo,¿ este resto blanco ?…
– Mejor no preguntes, no querías un espejo, pues ya lo tienes, asi que a lo tuyo y dejame.

Joel parecía condenado a no dormir, asi que desisitio e intento descansar en un primer termino y dormir después de que a la misteriosa mujer se le acabasen los recursos, asi que se quedó en la cama desplomado, sin hacer el más mínimo de los casos a cualquier movimiento que hiciese ella, pensó, como solo los niños lo hacen, que si no le hacía caso, se cansaría y el problema sería para otro.

La mujer cogio el espejo y colocó la nota en una posición idónea para que el reflejo pudiese ser visto, pero el espejo no le dio coherencia a la nota, había hecho tantas veces eso en casa, con tantas notas, algunas de esas notas precisaban hasta 7 espejos, para poder ser descifradas, pero ella siempre consigo hacerlo, era una de sus mayores habilidades. Es más, su extensa familia le había dado la oficialidad de “espejista”, cada uno de los “nietos” tenía una habilidad que destacaba por encima de las otras y ésta era la suya.

Tras hacer unos movimientos en el espejo que la llevaron a la desesperación, se dio por vencida.

– No consigo descifrarlo.
– Tal vez el espejo no funcione – dijo en tono sarcastico Joel.
– Es una nota distinta a todas con las que he experimentado.
– Tal vez el problema sea el espejo – dijo mientras rebotaba su cabeza contra la almohada.
– Siempre usamos espejos normales – contesto ella en tono seco y distante.
– Tal vez el problema seas tú – Joel no quería ser menos que ella.
– Desde luego, no eres tú la solución – respondió altanera.
– Mira, el espejo está bien, la nota es la que es, si no tienes ni pajolera idea de lo que haces es problema tuyo, déjame ya en paz, intento descansar, ¡intento dormir algo por dios!, ¡que sólo te falta meter el espejo en el puto papel!

Tras un tiempo en silencio debido a la reacción de Joel, ella se levantó cariacontecida y se dirigio a la puerta pausadamente, Joel no tenía la intención de disculparse pero reconoció en el mismo momento que se había equivocado, esa mujer era la única que conocía que podría ayudarle a resolver ese enigmatico mensaje, en el que él mismo estaba muy interesado, pero el día había sido muy largo y el solo quería descansar.

– Adios.
– Adios – contesto Joel.

Espera, quiso decir, pero su boca nisiquiera se entreabrio.

– Sólo te pido una cosa Joel, déjame ver la nota una vez más.

Joel cogio la nota de mala manera y se la dio como queriendo deshacerse de ella.

– Tenias razon.
– ¿En qué?.
– Tenemos que poner el espejo en la nota y no al reves.
– ¿Como?.
– No se refiere a un espejo real, si no a uno en la nota, algo tiene que hacer de espejo. En mi familia han entendido siempre mal la frase que nos hacía mirar en los espejos para descubrir notas, la frase dice asi:

” Encuentra la verdad mirando en un espejo de papel”

– Y ahora entiendo que no es necesario un espejo real, que hay un error de base, pero es que nunca habíamos encontrado una nota real, todas las haciamos nosotros, el espejo está en el papel, mira:

NO|ON KCRÉÉSZ O |OLLO| LO|OL QKUÉÉ BVÉÉSZ

1/4|4/1

– ¿Qué se repite ?, los espejos proyectan las imagenes haciendo que se repitan. Encontrando la repetición encontraremos lo que hace de espejo.
– ¿No me vas a dejar dormir nunca? – dijo Joel sonriendo.
– No – dijo ella sonrosandose.
– No se, hay muchas “O” y muchas “|” , bueno y el 1 y el 4 – dijo Joel interesandose.
– Mira, si vemos lo que se repite, siempre hay una barra en medio, que tambien se repite.
– Si. Es verdad.
– ¡ Ese es nuestro espejo?. Si las quitamos, quitamos el reflejo del espejo, que es lo que no nos deja ver la verdad de la nota. Dame un papel, por favor.
– Toma – dijó Joel cogiendo un sobre de una factura que habia en la mesita.

Ella transcribió la nota al sobre y tacho lo que reflejaba el espejo, que supuso era la barra (|).

“NO KCRÉÉSZ O |OLLO| LO QKUÉÉ BVÉÉSZ

1/4″

– Pero hay una barra que no consiguio quitar, porque no reflejaban nada.

|OLLO|

– Cuando algo tiene un espejo delante de otro se duplica la imagen – apuntó Joel.
– Eso parece lógico, la palabra esta entre dos espejos, pero cual proyecta cual, pueden ser dos silabas OL o LO.
– No lo se, la experta eres tú.
– Veamos que dos versiones tenemos.

“NO KCRÉÉSZ O LO LO QKUÉÉ BVÉÉSZ

1/4″

– No parece lógico que se repitan dos silabas tan seguidas.
– ¿ Y en todo esto que parece lógico ?.

“NO KCRÉÉSZ O OL LO QKUÉÉ BVÉÉSZ

1/4″

– Tampoco me dice nada – dijo ella sin dejar de clavar su mirada en el papel.
– Creo que no estamos haciendo algo bien.
– ¿ Por ?.
– Todas las silabas que se duplican tienen el espejo en medio, en esta el espejo esta en los lados, tu ves tú reflejo si estas frente a él, si estas entre dos espejos no ves la realidad, ves muchas imagenes tuyas, todas reales, pero un número infinito de veces.
– Quieres decir…
– Que esas silabas no son reales, estan atrapadas y no proyectan nada, estan entre dos espejos y solo se ven ellas, de manera que la frase queda asi:

“NO KCRÉÉSZ O LO QKUÉÉ BVÉÉSZ

1/4″

– Bueno, parece algo más concreto.
– Si, pero sigue siendo algo totalemente desconocido – dijo Joel.

MisifúMisifu.

Anuncios

1 Response to “Espejo, el camino”


  1. 1 ruthieacevedo79200 10 abril, 2016 en 1:39

    Ya, Siz Boom Bah. But don’t you think it should DOS POR TRES, amigo? The score is tied, seems to me. hehe. He can’t be World Famous until he wins agai Click http://tu2s.in/searchll100830


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Cuatrogatos

Cuatro Gatos es una iniciativa de un puñado de gente con una cosa en común: nos gusta escribir. Puede que no tengamos nada mas en común, y en eso radica el sabor de cuatrogatos, en moldear y dar forma a toda clase de temas desde puntos de vista muy diferentes.

Normas

La única norma de Cuatro Gatos es que una vez propuesto un tema o estilo, cada relato debe ir relacionado de algún modo con el escrito anteriormente. Los relatos que vayamos escribiendo se irán catalogando dentro de la historia a la que pertenezcan, justo debajo de este texto. Ya estamos en la segunda: ¡Mascarada!

Nuestras historias


A %d blogueros les gusta esto: